El intendente de Quilmes dijo que desea que los turistas visiten Villa Itatí “como hacen en la Rocinha de Brasil”. El insólito descargo del jefe comunal.

El intendente Martiniano Molina propuso que la Villa Itatí, una de las más grandes del conurbano, se convierta en un sitio para que visiten los turistas, como sucede en la ‘favela’.

“Soñamos que Villa Itatí se convierta en un polo turístico, como pasa en la Rocinha en Brasil. Eso se puede transformar en una visita turística muy interesante”, propuso abiertamente Molina en una entrevista radial con El Termómetro.

Enseguida se armó un revuelo político en el municipio del sur, donde la oposición salió a denunciar las propuestas del intendente de Cambiemos, que lejos estuvo de resolver el problema de la pobreza, como había prometido el presidente Mauricio Macri.

“Es repulsivo que pienses hacer turismo con la pobreza”, dijo al respecto la candidata de intendenta y diputada nacional, Mayra Mendoza. Y agregó: “Aún sos intendente debieras pensar cómo hacer de Itatí un lugar habitable con servicios públicos garantizados. La principal condición de un gobernante es la sensibilidad y evidentemente vos careces de ella”.

Atento al repudio generalizado que se desató, Martiniano apareció en las redes para decir que en realidad no había dicho lo que dijo. Lo curioso es que subió el audio de la nota, donde se escucha claramente al jefe comunal afirmar que quiere hacer un proyecto turístico en Itatí.