Luego de que el juez Alejo Ramos Padilla procesara ayer al periodista en el caso D’Alessio, el director del Grupo Perfil analizó el impacto de la causa en el periodismo argentino

“Yo no creo que Santoro sea un extorsionador. Santoro no se hizo rico apretando gente por dinero”, advirtió Zunino al comienzo de programa “Qué me contás”.

“Ahora bien. El caso Santoro tiene mucho que ver con cosas que me han pasado en lo personal y no sería tiempo de andar esquivándole las nalgas al jeringazo”, continuó.

“Yo me fui de la televisión abierta por las esquirlas del caso Santoro, que afectaron a la mesa del programa Animales Sueltos que compartimos hasta que estalló este escandalete. Yo, insisto, no creo que Daniel Santoro sea un mafioso o un apretador, pero su manera de proceder afectó su ámbito laboral ensuciando a compañeros aún antes de que se destapara la olla D´Alessio”, afirmó el director de Perfil.

“Para mi manera, que puede ser rebuscada, ser periodista no tiene nada que ver con jugarla de influyente. Y resulta que Santoro protagonizó circunstancias que nunca vi en otros colegas de probada honestidad, que nunca vi en mi mismo proceder. Santoro le presentó al espía y falso abogado D´Alessio a un montón de gente importante como si fuera un genio y como si Santoro fuera una especie de manager, de promotor de D´Alessio”.

“Le presentó a Lilita Carrió, quien usó los servicios del espía D´Alessio. Le presentó a la ministra Bullrich que también usó los servicios de D´Alessio. Le presentó al fiscal Stornelli, que usó los servicios de D´Alessio. Se lo presentó a Alejandro Fantino que adoptó a D´Alessio como fuente mientras en conversaciones privadas Santoro denigraba a Fantino para que D´Alessio utilizara esa información vaya uno a saber para qué. Hay un antes y un después en el periodismo argentino con el Santoro Gate”, prosiguió Zunino en la radio.

“Pero ahora, resulta que según cierto establishment periodístico, o se está con Santoro o se está contra la libertad, una especie de Santoro o dictadura, una especie de Santoro o populismo, postura que no comparto. Santoro ha hecho un tipo de periodismo fanático, tendencioso y amiguista con sus fuentes que no tiene nada que ver con el periodismo, al menos con el periodismo como yo, Edi Zunino, lo entiendo y mucho más allá de lo que un juez de la Nación pueda fallar o no”, concluyó el periodista.

Fuente: Primereando Las Noticias