Con goles de Ábila, Reynoso y Caicedo en contra, el Xeneize derrotó a Liga por 3-0 y quedó muy bien parado de cara a la revancha del próximo miércoles en La Bombonera.

Boca logró un gran resultado en la altura de Quito frente a la Liga por la ida de los cuartos de final, y puede mirar con esperanza cómo sigue su camino en esta Copa Libertadores 2019.

Gracias a los goles de Ramón Ábila, Emanuel Reynoso y Luis Caicedo en contra, el conjunto argentino quedó muy bien plantado de cara a la revancha.

El Xeneize mostró solidez desde el principio. A los PT 11′, Alexis Mac Allister encontró el espacio justo entre los centrales y la filtró para Wanchope, que eludió a su compatriota Adrián Gabbarini y gritó el primero.

Lo único negativo de una mitad inicial formidable fue la lesión de Mauro Zárate que salió llorando. La lesión, según confirmaron los médicos de Boca y el propio Zárate, sería en el sóleo.

Sin embargo, el cambio le trajo una buena noticia a Gustavo Alfaro, ya que Reynoso ingresó y en el segundo minuto del complemento le puso la firma a un tiro libre fabuloso para convertir el 2-0.

Después, el local se quedó con diez por la roja a Jefferson Orejuela, regaló más huecos en el fondo y Caicedo la metió en contra a los 35′.

Mirá el resumen:

Así, los de azul y oro sellaron una gran actuación en los 2.850 metros sobre el nivel del mar y tienen un pie y medio en la semifinal, en la que se cruzarían con el ganador de Cerro Porteño-River.

¿Se viene otro Superclásico copero? Dependerá del Millonario, porque en la vereda de enfrente ya hicieron la mayor parte del trabajo.

Por empezar, debe cerrar la serie la semana que viene, también el miércoles, en La Bombonera, a partir de las 19.15.