El conductor de A24 no se conmovió con los pibes muertos de frío, las ollas populares o la miseria que pasa la gente, sino que lo sorprendió algún celular o campera que vestían los manifestantes.

Durante la cobertura en las inmediaciones de la Avenida 9 de Julio, al conductor de A24 no le llamó la atención los pibes muertos de frío, las ollas populares o las evidentes necesidades que pasan las personas que permanecen allí en busca de una mejora en su calidad de vida. Por el contrario, se concentró en algún celular que vio al pasar y “los camperones” que en una jornada gélida vestían algunas mujeres.

Mirá el video: