La influencier Mikayla Saravia comparte foto, videos y hasta vende mercancía con el logo de su lengua, una marca registrada que usa de manera sugestiva.

Mikayla Saravia, una piba de 21 años, con residencia West Palm Beach, en el estado yanqui de Florida, se convirtió influencer de la noche a la mañana luego de explotar en redes sociales el enorme tamaño de su lengua, que puede llegar a medir casi 17 centímetros de largo.

En su cuenta de Instagram, Mikayla alcanza la impresionante suma dos millones de seguidores y en torno a su nombre de usuario -@kkvsh- montó una empresa con un sugestivo logo que según ella la hace facturar grande cifras de dinero anuales.

La joven afirmó que le pagan entre 900 y 3 mil dólares por compartir fotos y videos de sí misma lamiendo distintos tipos de alimentos, en su mayoría como formas fálicas, y haciendo twerking.

Recientemente Saravia lanzó su propia aplicación, llamada “KKVSH”, con sus últimos productos, que incluyen remeras, soportes para teléfonos, cargadores y juguetes sexuales.

 

¿Cuándo descubrió su “talento”?

En una entrevista realizada por el sitio web “LADbible”, la joven afirmó descubrió este atípico don “a una edad temprana”, y continuó: “Pienso fuera de internet trato de ser diferente”.

En cuanto a sus performance “actorales” Mikeyla reveló cual fue su preferida: “Mi video favorito es mi sesión de Acción de Gracias, fue bastante divertido. Fingí ser un pavo en la mesa”.

Saravia contó que genera dinero a través de la monetización de YouTube y su propia aplicación. Además vende productos en su sitio web: kkvsh.com.

La piba yanqui amasa una enorme fortuna y hasta se animó a deslizar cifras en distintas entrevistas. “El año pasado gané un poco menos de 50 mil dólares, debería ser mejor este año porque ya he duplicado esa cantidad”, comentó orgullosa.

Fuente: Crónica; Clarín