Se trata del delantero del Barcelona, Ansu Fati, de 16 años, podrá jugar con la selección española el Mundial sub’17 que comienza el próximo mes en Brasil, tras ser naturalizado español.

Lo que no pudo con Messi, lo logró con Ansu Fati. El Consejo de Ministros concedió la nacionalidad española al futbolista, que debutó con el primer equipo azulgrana el pasado 25 de agosto, en la segunda jornada de Liga, con 16 años.

Nacido en Guinea-Bissau el 31 de diciembre de 2002, Anssumane Fati se convirtió entonces en el segundo jugador más joven en vestir la casaca del Barcelona tras Vicenç Martínez Alama, que lo hizo en la campaña 1941-42 cuando tenía 16 años y 280 días.

Además, el pasado 31 de agosto, Ansu Fati se convirtió en Pamplona en el barcelonista más joven (16 años y 304 días) en marcar con el equipo en LaLiga, al superar a Bojan Krkic y Lionel Messi.

En su reunión de hoy y a propuesta de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, el Consejo de Ministros aprobó un real decreto por los que se concede la nacionalidad española por carta de naturaleza a Anu Fati, lo que le permitirá participar en el próximo Campeonato del Mundo de Brasil Sub-17, que dará comienzo el día 26 de octubre.

La solicitud fue presentada por la Real Federación Española de Futbol y apoyada por el Consejo Superior de Deportes (CSD).

El delantero abandonó en 2013 las filas del Sevilla para firmar por el Barcelona con el que tiene contrato según la legislación FIFA contemplada para los menores de edad hasta el año 2022, con una cláusula de rescisión de 100 millones de euros.