Mientras agita el discurso contra los pobres, el compañero de fórmula de Macri tiene $16,7 millones y es el que mayor patrimonio declaró de todos los aspirantes a vice, con muchos más recursos que la ex presidenta.

En el marco de la obligación de los candidatos a cargos electivos nacionales a presentar sus declaraciones juradas 2018, cuyo plazo venció el viernes, Miguel Ángel Pichetto quedó primero en el ranking y es el aspirante a vicepresidente más rico de las elecciones 2019, con un patrimonio de $16,7 millones, con casi seis veces más recursos que Cristina Kirchner.

A pesar de que el senador rionegrino que abandonó el peronismo y saltó al macrismo en el marco de estos comicios agita el discurso contra los pobres y pide austeridad y ajuste a los que menos tienen, ahora se conoció que tiene $16,7 millones, monto en que se incluyen una casa, cuatro departamentos, un local, tres autos y depósitos en pesos y dólares.

Así surge de las declaraciones juradas correspondientes al 2018, que habían presentado a principios de agosto en su calidad de senadores nacionales ante la Oficina Anticorrupción (OA).

Pichetto, el compañero de fórmula de Macri, informó en su declaración jurada al 31 de diciembre de 2018 un patrimonio de $16.684.012. Tiene una casa de 824 metros cuadrados en el partido bonaerense de Vicente López y dos departamentos de 90 metros cuadrado en la Ciudad de Buenos Aires, uno de los cuales declara que es para alquiler, y el otro, con cochera, para uso propio.

Por otra parte, en la ciudad de Viedma, Río Negro, de donde es oriundo, tiene dos departamentos -uno con cochera- y un local. Según dijo, son tres propiedades que tiene alquiladas.

Además, consignó tener tres autos: dos Volkswagen Vento, uno modelo 2009 y otro 2018, y un Peugeot 308 modelo 2015. En cuanto a dinero en depósitos bancarios y efectivo, el candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio declaró que posee $686.320 y otros $1.958.053 en dólares. Al tipo de cambio de $37,5 fijado por la AFIP al 31 de diciembre de 2018, equivalían a USD52.214.

Cristina, la candidata a vicepresidenta del Frente de Todos, declaró que su patrimonio era de $2.933.875 al cierre de 2018, un 27% más que al finalizar el año anterior.

Según su DDJJ, la compañera de fórmula de Alberto Fernández posee tres depósitos en cajas de ahorro por un total de $915.510, más otros $242.200 en efectivo y bienes del hogar valuados en $ 96.112. CFK aseguró no contar con propiedades ni autos a su nombre, ni tampoco dólares.

Asimismo, la ex mandataria declaró tener un crédito con la AFIP de $1.680.052, que supera el dinero que declaró poseer en cuentas bancarias y efectivo.

La mayor variación patrimonial entre fines de 2017 y fin de 2018 se debe a que tuvo ingresos declarados por casi $5 millones y gastos declarados por casi $4 millones, incluidos los gastos personales y los no deducibles del impuesto a las ganancias.

En 2015, su último año al frente de la presidencia, había afirmado tener bienes por un total $77.303.100, entre los que se destacaban 12 departamentos, cinco casas y cinco lotes distribuidos en la Ciudad de Buenos Aires, Río Gallegos y El Calafate, entre otras cosas. La mayoría de esos activos tenían como origen la fortuna consolidada con su marido, el ex presidente Néstor Kirchner.

En 2016, esos bienes fueron donados a sus hijos, por lo que en diciembre de ese año su patrimonio se redujo a $3.4899.043. El 50% de los activos que tenía Cristina, fruto de la sucesión tras la muerte de Néstor, fueron cedidos a Máximo Kirchner y Florencia Kirchner. Entre los bienes que aparecen donados a sus hijos figura el departamento de Juncal y Uruguay, en Recoleta. También transfirió el dinero de sus plazos fijos a Florencia. Son los US$ 5,6 millones que fueron depositados en una caja de seguridad, embargados luego por la Justicia.