El mejor jugador de todos los tiempos aprovechó la mañana de Bella Vista para visitar un kiosko de diarios. Mirá las imágenes.

Para ser el más grande de todos los tiempos no alcanza con salir campeón del Mundo, y eso Diego Armando Maradona lo sabe. Tal es así, que días atras en el barrio de Bella Vista, el flamante DT de Gimnasia y Esgrima de La Plata dejó su casa para ir hasta el puesto de diarios más cercano y quedarse ahí tomando unos mates y saludando a los vecinos.

“Pidió que no hagan revuelo para que no se llene de gente”, expresaron fuentes que estuvieron en el lugar.

Este costado humilde y amable es lo que continúa acercando al “Diego” con la gente que sigue agradeciendole lo que hizo por la Selección Argentina, llenando fecha a fecha estadios de acá y allá para abrazarlo y hasta gritar, muchas veces sin ser hincha del Lobo, los goles que Maradona necesita para safar del descenso.