Se trata del saco de lana verde oliva usado por Kurt Cobain en el “Unplugged” de Nirvana de 1993. Será la estrella de una subasta que se realizará esta semana. Enterate cuanto piden.

Con un precio base de 50.000 dólares se subastará un saco de lana verde que uso el cantante de Nirvana en el 93. Esta suerte de Santo Sudario de los fanáticos del héroe del grunge incluye una quemadura de cigarrillo, y se estima que superará los 200.000 dólares, según las estimaciones de la casa de subastas Julien’s Auctions.

“Kurt creó el look grunge, nunca usó ropa de escenario”, dijo Darren Julien, CEO de Julien’s Auctions. “Este chaleco es el pináculo de toda la ropa que usó”, agregó.

Señal de que el rock ha envejecido, sus reliquias son cada vez más buscadas por los inversores, que deberán abalanzarse sobre los 700 objetos ofrecidos por “Icons & Idols: Rock’N’Roll”, la venta organizada en Nueva York -y en internet- para el viernes y sábado próximos.

Otro destacado de esta venta es la guitarra Fender Mustang para zurdos utilizada por Cobain durante la gira “In Utero”, que podría alcanzar los 500.000 dólares.

La actuación “Unplugged”, grabada por Nirvana para el canal MTV en 1993, terminó siendo más memorable por realizarse menos de seis meses antes de la muerte del cantante, a los 27 años de edad, y porque el disco solo se vendió después de su muerte.

En carne viva, preso de la depresión y la adicción a las drogas, Cobain creyó que la quietud de los espectadores indicaba que no habían apreciado la sesión acústica. “Kurt, creen que eres Jesucristo”, le aseguró entonces la presentadora Amy Finnerty.

Esta es la segunda vez que el saco se pone a la venta. En noviembre de 2015 fue comprado por 137.500 dólares, también a través de Julien’s Auctions.

Los financieros de Wall Street son, en su opinión, los principales compradores de este nuevo género e “incluso los fondos de inversión comienzan a comprar objetos relacionados con el rock para diversificar la cartera de sus clientes”.

Otras reliquias a la venta esta semana incluyen una chaqueta de terciopelo negro usada por Michael Jackson en el cumpleaños 65 de Elizabeth Taylor, guitarras que pertenecían a Elvis Presley, Paul McCartney y Madonna, y letras de canciones escritas a mano como “Mr. Tambourine Man” de Bob Dylan.

AFP