El trágico hecho ocurrió a media mañana del lunes en la ciudad de Santa Fe. La víctima fue identificada como Lautaro Saucedo, de 17 años, hijo de un policía de la comisaría 9ª.

Un policía fuera de servicio y que custodiaba una camión repartidor, dio muerte de un tiro en la espalda a un joven desarmado que le habría arrebatado la cartera a una mujer mayor. El hecho ocurrió a media mañana de ayer en la ciudad de Santa Fe. La víctima fue identificada como Lautaro Saucedo, de 17 años, hijo de un policía de la comisaría 9ª, quien se hizo presente en el lugar del hecho.

El agente policial es un subcomisario de 51 años que presta servicios en la Unidad Regional V del departamento Castellanos y que ayer se encontraba franco de servicio, a pesar de lo cual intervino en un supuesto hecho de robo e hirió con un disparo de arma de fuego al pibe que le arrebató la cartera a una septuagenaria. El violento episodio ocurrió minutos antes de las 11 en inmediaciones de Ignacio Risso y Belgrano en barrio Guadalupe.

En medio del escape, el policía -que según trascendió se encontraba de custodio para una firma repartidora de bebidas gaseosas- observó la situación y gatilló un solo disparo con su arma reglamentaria, una 9 milímetros.

El policía habría impartido la orden de detenerse al ladrón que cometía el asalto, tras lo cual se escuchó la deflagración del disparo de arma de fuego y se vio el al joven caer tras un balazo cerca de su columna vertebral.

El herido fue llevado de urgencia al hospital Cullen, adonde fue recibido por los médicos de la Emergentología en el shockroom. Fue compensado, derivado a hemodinamia pero pese a los esfuerzos falleció a las 15.

Por su parte, el agente policial hizo entrega del arma de fuego al personal policial que tomó intervención en el lugar. Hasta allí llegó otro policía, que resultó ser el padre del pibe baleado.

Un vecino acusó al policía que mató al ladrón de haber “plantado plata” en la vereda al momento en que retenían al joven ladrón. “Por más que haya robado no significa un tiro en la espalda. Yo tuve la suerte de no haber salido a la puerta de mi casa. Si yo salía, ése tiro lo recibía yo”, dijo ofuscado José Saucedo. “Ese hombre no puede tener un arma”, agregó.

El vecino que negó conocer a la víctima a pesar de llevar el mismo apellido, relató a la radio Aire de Santa Fe que decidió involucrarse en el hecho porque hacia tres años, su sobrino había corrido una suerte similar: “El 13 de enero de 2016 mi sobrino venía con su moto descompuesta, por la calle aca a solos unas cuadras y alguien le disparó dándole muerte. Nunca supimos si fue la policía o un ajuste de cuentas, pero lo cierto es que la ambulancia tardó entonces una hora y media y mi sobrino se murió por la falta de atención medica. La investigación nunca avanzó. No es posible vivir así. Esto que pasó hoy es una locura. No puede manejarse así la policía”.

En tanto la unidad especial de homicidios del Ministerio Público de la Acusación ordenó que el subcomisario privado de su libertad continúe en ese estado y que se le forme causa por homicidio.

FUENTE: PÁGINA 12