Argentina cerró el 2019 con una buena actuación: igualó 2-2 sobre el final ante Uruguay en Tel Aviv, poniéndole una cuota de justicia a un desarrollo en el que fue superior.

El encuentro, que semanas atrás estuvo en duda debido a la escalada del conflicto entre israelíes y palestinos, se completó sin inconvenientes en el estadio Bloomfield de Tel Aviv ante 30.000 espectadores.

Uruguay estuvo en dos oportunidades en ventaja, gracias a los goles de Edinson Cavani y Luis Suárez a los 34 minutos y 68 minutos, respectivamente.

Argentina empató en primera instancia a los 63 minutos por intermedio de Sergio Agüero y luego marcó la igualdad definitiva a través de un penal convertido por Messi en tiempo agregado.

Así, la Selección cerró la fecha FIFA de noviembre con dos buenos resultados (el viernes había vencido 1-0 a Brasil, también con gol del capitán). Un panorama alentador, de cara a un 2020 que espera con un fixture agitado: el inicio de las Eliminatorias en marzo y la Copa América en Argentina y Colombia.