Los tres delincuentes ingresaron al local y quisieron robarse la recaudación. Pero el encargado se enfrentó a los golpes con uno de ellos y escaparon.

 Tres delincuentes ingresaron el domingo pasado a una hamburguesería ubicado en Arévalo y Niceto Vega, en el barrio de Palermo, y robaron teléfonos celulares y otros objetos a los clientes que se encontraban en el lugar.

El local fue defendido por los empleados, y Alejando, el encargado de la hamburguesería, se enfrentó a golpes de puño con uno de los delincuentes, quienes finalmente escaparon del lugar a bordo de un auto que los esperaba en la puerta.

El robo no dejó heridos y Alejandro sospecha que no contaban con armas. “Eran unos tarados principiantes”, aseguró en diálogo con C5N.

FUENTE: C5N; MINUTO UNO