El joven de 21 quedó en libertad en el marco de la investigación por el asesinato de Fernando Báez Sosa. Su familia anunció que iniciará acciones legales contra los diez rugbiers detenidos que lo involucraron falsamente. 

“Estoy bien, me siento mejor, por suerte”, dijo el joven de 21 años y oriundo de Zárate, quien recuperó su libertad en la noche del pasado martes por orden del juez de Garantías de Dolores, David Mancinelli.

Ventura aseguró que vivió “un momento muy difícil” en la sede de la DDI de Villa Gesell, donde permaneció detenido cuatro días, pero que tanto los policías como la Justicia local lo “trataron muy bien”.

“No lo puedo creer, todavía no caigo”, agregó el joven tras lo cual confesó haberse apoyado “en los amigos, la familia”, en quienes lo “quieren” para poder sobrellevar los días de detención.