El Banco le prestó 18 mil millones de pesos a una empresa que ahora entró en default. La empresa Vicentín puso plata en Cambiemos en la campaña…

El default de la agroexporadora Vicentín encendió todas las luces amarillas en el Banco Nación. Ocurre que la entidad pública le prestó más de $18.370 millones, gracias a una llamativa gestión del entonces presidente del BN,Javier González Fraga.

La magnitud de los montos excede todos los límites de riesgo de concentración fijados en la normativa de Basilea II -adoptados por el Banco Central- y habla de un claro vínculo entre el macrismo y la empresa de las familias Padoán-Nardelli. La agroexportadora Vicentín fue una de las principales aportantes a la campaña del macrismo.

El importe adeudado representa el 78% de la deuda bancaria de la compañía, lo que refleja la llamativa prudencia del resto de las entidades financieras a la hora de autorizar préstamos a esta firma. El siguiente acreedor en importancia es el Banco Provincia (que respondía a María Eugenia Vidal) con unos $1.623 millones y mucho más atrás figuran el Hipotecario ($721 millones), Macro ($540 millones), Nuevo Banco de Entre Ríos ($427 millones) y otros sietes bancos que en su conjunto apenas reúnen una deuda de $1.600 millones. Es decir que, los cuatro bancos públicos (Nación, BICE, Ciudad y Bapro) son acreedores de $20.600 millones de los $23.300 millones, es decir 88,4% del total.

En resumen: bancos públicos, que respondían políticamente al macrismo, le prestaron mucha plata a una empresa que fue una de los principales aportantes a la campaña amarilla. Ahora, esa empresa se declaró en default.

¿Quién pagará esa fiesta?

FUENTE: PRIMEREANDO