En las últimas horas trascendió que los rugbiers acusados por el homicidio de Fernando Báez Sosa, de 19 años, detenidos en el penal de Dolores hicieron pedidos poco usuales.

En concreto, los jóvenes pidieron una consola de videojuegos PlayStation 4 y un aire acondicionado portatil para sortear el calor que hace en la cárcel. Según informaron este viernes en Nosotros a la Mañana, los presos ya tuvieron una discusión con los celadores,pidieron una playstation y un aire acondicionado para su celda.

“En este lugar no se puede ni cagar tranquilo”, dijo Máximo Thomsen a uno de los guardias, en otra de las discusiones en donde también afirmaron que los trataban como “negros de m…”.

Máximo Thomsen y Ciro Pertossi fueron acusados como coautores de homicidio premeditado por el concurso de dos o más personas, mientras que Lucas y Luciano Pertossi , Matías Benicelli, Alejo Milanesi, Juan Pedro Guarino, Enzo Comelli, Blas Cinalli y Ayrton Viollaz son considerados “partícipes necesarios”.

Conocida la noticia, en las redes “Play Station” volvió viral y miles de mensajes criticaron el pedido de los rugbiers: