La fiscal Zambroni analizó las pruebas del brutal asesinato de Facundo Báez Sosa el pasado 18 de enero en Villa Gesell y pidió liberar a 2 de los rugbiers implicados y dictar prisión preventiva para otros 8.

La fiscal Verónica Zambroni pidió la liberación de dos de los rugbiers detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa, el joven asesinado en la puerta de un boliche de la localidad bonaerense de Villa Gesell, y la prisión preventiva para otros ocho.

La fiscal a cargo del caso considera que tienen que ser liberados Alejo Milanesi, de 20 años, y Juan Pedro Guarino, de 19, quienes no fueron ubicados en el grupo agresor, indicaron fuentes judiciales.

En concreto, se pidió la prisión preventiva para Luciano Pertossi, de 18 años; Ayrton Viollaz, de 20; Matías Benicelli, de 20; Blas Cinalli, de 18; Máximo Thomsen, de 20; Enzo Comelli, de 19; Ciro Pertossi, de 19, y Lucas Pertossi, de 20.

Los arrestados permanecían alojados en la Unidad Penal de Dolores en una celda con camas cuchetas y un único baño, separada del resto de la población carcelaria.