El italiano campeón del Mundo habló de su paso por Boca Juniors y aseguró que fue “un sueño” para él, y “un honor” vestir la azul y oro.

Luego de su segundo retiro, el mediocampista italiano Daniele De Rossi aprovechó para hablar con los medios de prensa de su país para contar como vivió los primeros meses siendo ex jugador profesional.

En medio del diálogo con el portal GQ Italia, el ex mediocampista de Roma y Boca hizo una confesión que emocionó a todos sus fanáticos: “Mi retiro real fue el último día en Roma, fue un gran golpe. Al salir de mi habitación, ir al Olimpico me hizo pensar que sería la última vez que cerraba esa puerta. Temblaba, fue devastador. Estaba triste por no renovar mi contrato, pero me parece obvio”, relató.

Además, De Rossi aclaró lo que significó haber jugado en Boca, lo que fue su última etapa como futbolista profesional: “Boca siempre fue un sueño para mí, y jugar ahí fue un honor. No hubo un día en el que no me sintiera feliz en el club. Incluso antiguos compañeros de equipo todavía me escriben para preguntarme cómo estoy y decirme que me extrañan”, concluyó.