Tal como estaba previsto, el juez Mancilli firmó este viernes el pedido de prisión preventiva. Están acusados de homicidio agravado por el concurso premeditado de dos o más personas y alevosía.

Este viernes, el juez de Garantías de Villa Gesell, David Mancinelli, dictó la prisión preventiva para los ocho rugbiers imputados por el crimen de Fernando Báez Sosa, cometido el 18 de enero en esa ciudad balnearia, por el delito de “homicidio agravado por el concurso premeditado de más de dos personas y alevosía”, informaron fuentes judiciales.

En consecuencia, tanto Máximo Thomsen (20), los hermanos Ciro (19) y Luciano (18) Pertossi, su primo Lucas Pertossi (20), Blas Cinalli (18), Enzo Comelli (19), Matías Benicelli (20) y Ayrton Viollaz (20), continuarán detenidos en el penal N°6 de Dolores mientras continúa el proceso.