Mikaela tiene 23 años, quiso independizarse y decidió dedicarse a la industria del cine para adultos.

Mikaela Spielberg, hija del director de cine Steven Spielberg y la actriz Kate Capshaw, confesó que se dedicará a la industria del cine erótico, algo que incluso ya le comunicó a sus padres.

La joven de 23 años está tramitando su licencia para poder ejercer como striper en el estado de Tennesse, se describe a sí misma como una “criatura sexual” y sostuvo que su decisión tiene que ver con el empoderamiento femenino y con sacar provecho de su propio cuerpo.

“He lanzado mi propia carrera, autoproducida, en el mundo de entretenimiento para adultos. Que sea algo seguro, sano y consensuado es el objetivo. Mi cuerpo, mi vida, mis ingresos, mis elecciones”, sostuvo.

Esta decisión la tomó en la senda de independizarse de sus padres y tras varias frustraciones sobre trabajos cotidianos que no la satisfacían.

“Lo cierto es que me cansé de no poder capitalizar mi cuerpo y de que me dijeran que tenía que odiar mi cuerpo. También me harté de trabajar día tras día de un modo que no satisfacía mi alma. Me apetecía hacer este tipo de trabajo, satisfacer a otras personas. Es algo que me hace sentir bien porque no me siento violada”, dijo al diario The Sun.

Según indicó, sus padres no se sintieron enojados con la decisión sobre su carrera, e incluso presentaron signos de intriga.

Fuente: Minuto Uno