Los detalles del episodio dramático que la habría distanciado para siempre de su ex pareja.

Rocío Oliva dio una reveladora entrevista en la que habló del asesinato de su papá cuando ella tenía 12 años. El día que recibió un disparo, Juan, su viejo, tenía 36 años y estaba en un salón de fiestas en Moreno junto a su hija. Rocío vio todo y años después, con Diego Maradona como pareja, pidió ayuda para encontrar al asesino, que aún está libre.

“A él (Diego) no le importó mucho poder ayudarme en eso. Me acuerdo de que en un momento me habían hecho escribir una carta, porque le dijo él a su abogado ‘dale una mano a Rocío’. Y yo puse todas las fichas en eso”, explicó Oliva en diálogo con Clarín.

El pedido a la gente de Diego, que ocurrió, según ella, en 2017 o 2018, la llevó a preparar noches y noches una carta en la que explicó con lujo de detalles todo lo que se acordó del complicado episodio. “Hice la carta, me llevó un montón de tiempo, la entregué y nunca más me dijeron nada. La habrán hecho un bollo, la habrán tirado por ahí. O sea, una historia que fue para ellos lo mismo que la nada”, dijo.

Desde ese entonces, Rocío dijo que “nada volvió a ser igual” en su relación con Maradona. Y parece que así fue, ya que al poco tiempo se separaron. “No todos podemos cambiar el pensamiento de una persona que piensa de esa forma o que siempre pensó igual. La verdad es que en ese punto que era tan importante para mí, no recibí ayuda. Hay pequeñas cosas que me hicieron decir ‘no es la persona con la que yo quiero o merezco estar'”, comentó. Muy fuerte.

Fuente: Revista Pronto