El estadio José Fierro amaneció con una bandera de amenaza para la dirigencia del Decano en la previa a la última fecha.

Atlético Tucumán será un protagonista estelar del final de la Superliga, ya que recibirá a River el próximo sábado con la posibilidad de que el Millonario pueda consagrarse campeón en su cancha.

Ante la proximidad de un encuentro tan trascendental, el presidente del club, Mario Leito, comunicó que se venderán entradas para el público general, lo que hará que los hinchas de River puedan estar como “neutrales” en el estadio José Fierro para el duelo por la última fecha de la Superliga.

Este hecho generó un fuerte malestar entre los hinchas de Atlético, que no quieren que hinchas de River estén presentes en el partido del próximo sábado a las 21 y lo hicieron saber, sobre todo en las redes sociales.

Sin embargo, este jueves la cosa se puso más áspera, ya que el estadio amaneció con una bandera colgada que amenazaba de muerte a la dirigencia por la actitud tomada. “Cuando maten un dirigente nos van a respetar”, se leía en el trapo que lógicamente fue retirado inmediatamente por los empleados del club.

Tras esto, el club decidió emitir un comunicado para dar a conocer la situación y repudiar las amenazas. “En las próximas horas se radicará la denuncia en Tribunales Penales y se pondrán a disposición los registros de la cámara de seguridad”, explicaron en la nota.

“Atlético Tucumán repudia este tipo de actos anónimos, cobardes y delictivos en el mejor momento de la historia deporta e institucional de nuestro club”, concluyeron.

River visitará Tucumán con un punto de ventaja sobre Boca, su inmediato perseguidor, y se consagrará campeón si consigue los tres puntos o si suma más o igual unidades que el Xeneize, que recibirá a Gimnasia y Esgrima La Plata.