La exministra de Seguridad, que como funcionaria mandaba a reprimir las manifestaciones, se sumó a la marcha de baja concurrencia “Jujuy no se toca” que se realizó ayer martes frente al Congreso.

Se sabe que los dirigentes de Juntos por el Cambio viven de incoherencias, y para un claro ejemplo, se puede citar la actitud de la exministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien si bien como funcionaria  mandaba a reprimir cualquier manifestación, este martes se sumó a una marcha opositora al Congreso.

La exfuncionaria protagonizó la movilización “Jujuy no se toca”, contra la supuesta intervención del Poder Judicial de esa provincia, y fue el bocadillo de las redes, donde le recordaron su accionar como ministra y se burlaron de la poca concurrencia.

Mirá las repercusiones:

Fuente: Diario Registrado