El Presidente se refirió a un hecho que se viralizó en las redes, y provocó indignación: un vecino de un barrio privado agredió ferozmente a un guardia de seguridad que le reprochó no cumplir con el aislamiento, después de haber llegado de Europa.

En las últimas horas, se viralizó un video que registra una discusión entre un guardia de seguridad y un supuesto “vecino”, que termina violentamente con la cobarde agresión de este último contra el trabajador que le reprochaba que no estaba cumpliendo con el aislamiento ordenado por el Gobierno.

En el video que se viralizó en las redes sociales, particularmente twitter, el guardia de seguridad le reprocha al vecino, recién llegado de Europa –foco del virus, y lugar de destino vedado para llegar al país y circular por Argentina- que incumplía la cuarentena que había impuesto el Gobierno para quienes estuvieran en esa condición.

La discusión fue subiendo de tono, hasta que el guardia lo empuja para sacarlo de la garita de seguridad, y el vecino vuelve sobre él, se lanza con furia, y comienza a golpearlo ante la pasividad del personal de seguridad.

El presidente Alberto Fernández, se refirió esta mañana al suceso que indignó en las redes, y prometió buscar al agresor para “encerrarlo personalmente, para que todos entiendan que no se puede jugar de ese modo”

En declaraciones radiales, el mandatario aseguró haber visto en twitter, a “un señor, donde la seguridad le decía que por favor se encierre en su casa porque acababa de llegar de Europa, y este señor reacciona muy mal, lo golpea al guardia”, dijo el presidente.

En ese contexto, aclaró que “lo estoy buscando, quiero saber dónde vive ese señor, para encerrarlo personalmente yo, para que todos entiendan que no se puede jugar de ese modo”.

“No se puede ser tan estúpido, y no darse cuenta el riesgo al que se expone a la gente. Tenemos que ser muy severos con quienes no aceptan las reglas”, aseguró Alberto Fernández.

Tras el incidente que quedó registrado en las cámaras de seguridad de la garita que custodiaba el personal agredido, el guardia hizo la denuncia en la Comisaría 1 de Olivos, y se abrieron dos causas contra el agresor: una por infracción al artículo 205 (la figura que protege la salud pública en general) y por el delito de desobediencia, por no cumplir la orden del Gobierno de aislarse para evitar la propagación de una pandemia, y otra por “lesiones” contra el guardia de seguridad.