Además, afirmó que empezará a producirla masivamente luego de testearla en humanos. Estaría en disponible en 2021.

La Academia Militar de Ciencias Médicas de la República Popular China aseguró este martes haber desarrollado “con éxito” la vacuna recombinante contra el coronavirus, y señaló que se prepara para su producción “a gran escala”, de acuerdo a un comunicado emitido por Ministerio de Defensa este país.

China ha anunciado que ha desarrollado una vacuna contra el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, causante de la neumonía COVID-19, por lo que han aprobado la realización de ensayos en humanos. El texto no precisa cuando comenzarán estas pruebas.

La vacuna ha sido desarrollada por el equipo de investigación liderado por la epidemióloga Chen Wei. Según Chen, “la vacuna ha sido aprobada por su seguridad, eficacia y calidad por parte de terceros”.

Explica además que ha sido desarrollada en consonancia con “estándares internacionales y la regulaciones locales” y que está preparada para llevar a cabo “una producción a gran escala, segura y efectiva”, informa Efe.

La vacuna ha sido aprobada para el inicio de los estudios clínicos en humanos, de acuerdo a normas internacionales y reglamentaciones nacionales, señala el organismo.

Según el Ministerio de Educación chino, hay sobre la mesa una vacuna basada en vectores virales de la gripe que se encuentra actualmente en fase de experimentación con animales que comenzará sus ensayos clínicos en abril con la participación de las universidades de Pekín, Tsinghua y Xiamen, así como otras instituciones de investigación, según la agencia estatal de noticias Xinhua.

Sin embargo, todavía falta testear la vacuna en una segunda etapa, donde se la probará en 108 personas sanas para que participen del proceso entre el 16 de marzo y el 31 de diciembre. De este modo, no estaría disponible hasta el año que viene. El ensayo será realizado por la Academia Militar de Ciencias Médicas y la firma de biotecnología CanSino Biologics RIC, reportó la agencia Reuters.

China y Estados Unidos pugnan por la primicia de la vacuna contra el nuevo coronavirus. El primero en conseguir una vacuna eficaz que ponga fin a este enorme desafío sanitario, social y económico logrará el reconocimiento mundial, pero también una valiosísima patente.

Este hervidero en el mundo científico se ha empezado a notar en la Oficina Europea de Patentes (EPO, en sus siglas en inglés), donde ya han llegado las primeras solicitudes de patentes de medicamentos contra el coronavirus, pero aún son «muy pocas» y «secretas», señala su portavoz de Comunicación, Luis Berenguer, quien rehúsa precisar el «contenido exacto» ni quiénes son sus depositantes.

Fuente: Primereando