Miguel Ángel Paz, el hombre que violó la cuarentena estipulada para el coronavirus y agredió salvajemente a un guardia que advirtió su situación dijo que está “muy arrepentido”.

En un video de un minuto, el personal trainer detenido días atrás por golpear a Gustavo Granucci, un guardia que lo advirtió por no respetar el protocolo de prevención contra el coronavirus, pidió disculpas públicas que incluyeron a Alberto Fernández, amigos y toda la sociedad.

“Quería pedir disculpas públicas, en primer lugar, a Gustavo por haberlo agredido. A toda la sociedad, a todos los argentinos que vieron el video estoy muy arrepentido, fui un cobarde”, dijo Miguel Ángel Paz (40), al tiempo que añadió que estaba “muy arrepentido”.

En el video que lanzó para pedir disculpas, agregó: “A las autoridades y al presidente por tomarse el tiempo de tomar cartas en este asunto, no tomé real dimensión de las medidas de prevención. A mi familia, amigos y vecinos por esta situación que les estoy haciendo pasar, estoy muy arrepentido”.

Al ataque se produjo en la sala del vigilador, adonde Paz, que es inquilino en el edificio, se presentó visiblemente molesto y comenzó a insultar al empleado de seguridad porque éste le había advertido que no cumplía con el protocolo de sanidad dispuesto por el Gobierno Nacional por el coronavirus para las personas que regresan de viajes de países extranjeros donde circula el virus.