La oposición le pidió al Gobierno que declare la cuarentena obligatoria en todo el territorio. El Presidente lo definirá hoy, luego de una reunión con los gobernadores.

El Presidente definirá este jueves si decreta finalmente una cuarentena total y obligatoria en la Argentina. En las últimas horas se reunió con los jefes parlamentarios de la oposición y éstos le trasmitieron su aval para que se declare la “cuarentena general” en todo el país. La definición se producirá luego de un encuentro clave que el jefe de Estado mantendrá con los gobernadores en una cumbre en la Casa Rosada.

En el Salón de las Mujeres Argentinas del primer piso de la Casa Rosada, donde se realizó la reunión con los líderes parlamentarios de la oposición. Entre ellos, Mario Negri, Cristian Ritondo, Luis Naidenoff, Maximiliano Ferraro, Martín Lousteau, Humberto Schiavoni, Eduardo Bucca, José Luis Ramón, Álvaro González, Nicolás del Caño y Romina del Plá.

Lo acompañaron varios de sus ministros, como Matías Lammens (Turismo), Agustín Rossi (Defensa), Eduardo “Wado” de Pedro (Interior) y Ginés González García (Salud), que expuso las acciones que se habían tomado hasta el momento y las que podrían tomarse en el futuro inmediato.  Participaron del encuentro, encabezados por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero.

También fue de la partida el jefe de la bancada del Frente de Todos en la Cámara Baja Máximo Kirchner, al igual que los senadores Jorge Taiana y Mariano Recalde.

Por ahora, según dijeron los líderes parlamentarios que participaron de la reunión con Alberto, no se habla de la necesidad de dictar Estado de Sitio.

Desde el Gobierno y la oposición sugirieron que tarde o temprano la decisión de decretar la cuarentena se tomaría.

“Bali” Bucca explicó que desde el Interbloque Federal le entregaron un documento al presidente. “El primer punto habla de extender la cuarentena a todo el territorio nacional. Le hemos dicho al Presidente que tendrá todo nuestro apoyo”, resumió.

El titular del interbloque de Juntos por el Cambio en el Senado, Luis Naidenoff, fue uno de los que adelantó por qué la importancia de la reunión de mañana de Olivos. “Mañana se va a llevar a cabo una reunión definitoria del Presidente con los gobernadores”, planteó el radical en conferencia de prensa.

El mandatario también relató que hay 15 mil argentinos varados en el exterior y anticipó que les exigirán a las aerolíneas privadas que colaboren con la repatriación que lleva adelante Aerolíneas Argentinas.

“Si tenemos que profundizar el aislamiento para evitar que el virus se expanda, lo vamos a hacer”, resaltó Sergio Massa después del encuentro.

También precisó que cada 15 días, dirigentes del oficialismo y la oposición van a reunirse para hacer el “análisis, seguimiento y evolución de las políticas públicas”.

Por su parte, el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio Mario Negri le dio un respaldo explícito al jefe de Estado. “El Presidente es el comandante en esta batalla. Hemos ratificado la centralidad de las decisiones. Cuando se está en emergencia, tiene que haber centralidad. Tienen todo nuestro respaldo para las medidas que deban tomar. No queremos ninguna vía que pueda ser un obstáculo o paralela”, sentenció el diputado cordobés.

Hasta ahora, el Gobierno suspendió las clases hasta fin de mes, dio licencia a empleados públicos, en especial con mayores riesgos y restringió los servicios del transporte público del área metropolitana. El Presidente, según su entorno, y en línea con la oposición -en sintonía con el jefe de Gobierno-, está decidido a endurecer los controles. El principal interrogante es cuándo hacerlo. Con una premisa: quieren evitar el modelo de Italia y España, que recién adoptaron iniciativas más duras cuando la situación sanitaria ya estaba desmadrada.

“Estamos analizando la posibilidad de hacer un corte para darle la posibilidad a la gente de quedarse en su casa. Una serie de días donde digamos: ‘Durante este plazo todos se quedan en su casa’. Está avanzado, estamos buscando el momento”. Aunque por el momento no se concretó, la confesión que hizo el domingo Alberto Fernández, en una entrevista radial, mantiene especial vigencia.

Es que, pese a mostrarse conformes con el impacto de las medidas adoptadas en las últimas 72 horas para desalentar la circulación de personas, en el Gobierno no sólo no descartan que el Presidente pueda disponer una cuarentena “obligatoria” o paralización a la italiana: por el contrario, admiten que es una posibilidad que está “en análisis” y que todo dependerá de la evolución de la curva de contagios.

En caso de que no se decrete la cuarentena, en el Poder Ejecutivo evaluaban otros planes. Uno es que una vez que el 31 de marzo terminen las medidas restrictivas vigentes, unificar los feriados del 2 de abril con los de Semana Santa para facilitar el “aislamiento voluntario”. Así habría 13 días feriados continuados. Esta opción se podría adelantar ya a los feriados del 23 y 24 de marzo.