El polémico conductor cerro su ciclo con un encendido editorial y recordó su paso por la emisora.

Luego de 20 años al aire, Baby Etchecopar se despidió de su ciclo “El ángel” (Radio 10) con muchas quejas y nostalgia. En su último editorial, agradeció a Gustavo Sylvestre y recordó a Roberto Navarro.

Con niveles de audiencia bajos, que se sostuvieron desde principio de año, el ciclo del polémico conductor dejó de ser una propuesta radial que moviese la vara de audiencia y los responsables del armado de grilla ya piensan en reemplazos más atractivos.

“Es mi último programa en esta radio. Quiero agradecer a los compañeros como Sylvestre. Con el ‘Gato’ siempre cruzamos chismes, risas, chistes y charlas, y fue la mejor demostración que entre los K, peronistas y radicales hay una amistad y todos peleamos por eso. Gracias, ‘Gatito’ por tus palabras, nos volveremos a cruzar en algún momento de la vida”, dijo Etchecopar sobre la relación con su colega de pase, pese a que hacía tiempo que no había pases entre los conductores.

Tras esta mención inicial, Baby proclamó: “Hoy me regalo este día para mí, para recodar cómo fue mi vida en esta radio. Fueron 20 años de charlas, peleas y consejos; me enseñaron y yo aprendí”. Relató cómo fue su desembarco a la emisora y nombró especialmente a Jorge ‘Corcho’ Rodríguez como nexo con Daniel Hadad, ex dueño de la emisora.

Sobre la salida de Daniel Hadad y el ingreso de Cristóbal López a Radio 10 señaló: “Cuando llegaron ellos, Cristina y Néstor Kirchner, empezaron a quedarse con los medios, llegaron los aprietes, la extorsión para quedarse con los medios. Creían que con la mentira serían próceres. Un día, recibimos la triste noticia que Daniel ya no era el dueño de Radio 10 porque a la emisora la habían comprado los dueños del casino, Cristóbal Lopez y Fabián De Sousa. Me ofrecieron seguir en la radio, y acepté encantando sin importarme que era del kichnerismo. Un día me dicen ‘está Cristóbal López y quiere conocerte’. Yo pensaba que era un cuco de los medios, fui arremangado y Cristóbal estaba haciendo asado; descubrí a un tipazo que hasta hoy me cae bien”.

Para Etchecopar, la llegada de Paco Mármol cambió su visión sobre la radio. “Echaron a Eduardo Feinmann y pusieron a Leonardo Greco, un payaso ridículo que destrozó la radio, un alcahuete. Y ahí aparece Navarro”, expresó y recordó al enfrentamiento que tuvo con el periodista y director de El Destape.

En abril de 2017, los medios hicieron eco de una fuerte pelea entre Etchecopar y Roberto Navarro, que había ocurrido en las instalaciones de Radio 10 . En aquel momento, se difundió que no había sido una discusión más, sino que los periodistas habían llegado al enfrentamiento físico.

Solo Etchecopar se expuso e hizo declaraciones respecto al conflicto, que se había originado por sus diferencias políticas: “Le dije que no éramos giles los que habíamos votado a Macri y que hay un público que votó a Macri que quiero que me escuche. No quiero ser un comité K de la radio, tengo mi forma de pensar”.

Etchecopar explicó, además, que Navarro había sido el primero en lanzar algunos golpes, pero le quitó relevancia: “Fue un conventillo. En realidad no nos fuimos a las manos. Fue como los piquetes. Unos tratan de avanzar y los sostienen” .

Sobre el final del ciclo, volvió a agradecer a su equipo, puso al aire el monólogo de Jose Sacristán en Solos en la madrugada y, finalmente, tras el bloque final, “El ángel” concluyó con “El Revelde”, el tema de La Renga que eligió como firma.