El defensor italiano revivió y develó con precisión cuál fue el diálogo que mantuvo con el líder francés antes de la recordada expulsión durante la final de 2006.

Marco Materazzi muchas veces retomó un hecho que marcó su exitosa carrera futbolística. El cabezazo de Zinedine Zidane en la final del Mundial 2006 es una situación recurrente en su vida. Aunque siempre se cuidó de no dar todas las precisiones o exactitudes, aunque en esta oportunidad decidió develar el comentario preciso que hizo enfurecer al capitán francés aquel día en el Estadio Olímpico de Berlín.

“Tuvimos un contacto en el área. Estuvo cerca de hacer un gol en el primer período de tiempo extra y Rino (Gattuso) me pidió que lo marcara bien. No quería recibir más regaños de Gattuso. Después del primer choque le pedí disculpas y él reaccionó, rememoró el comienzo de conflicto con el emblemático 10 de Francia en la definición de esa Copa del Mundo durante un vivo de Instagram que tuvo una particularidad: lo hizo con la camiseta suplente de Boca Juniors puesta.

“En el tercer choque fruncí el ceño… Él dijo: ‘Mi camiseta te la daré desués’. Le respondí que prefería a la hermana”, reconoció que fue el hecho que activó la furia del actual entrenador del Real Madrid. El resto es historia conocida: Zizou lo miró y le metió un cabezazo en el pecho que lo dejó al defensor italiano en el suelo. Por tal motivo, el árbitro argentino Horacio Elizondo le mostró la tarjeta roja.

“No esperaba el cabezazo en ese momento. Tuve la suerte de no esperar ese episodio, porque si me estuviera preparando ambos hubiésemos terminado en el vestuario”, reflexionó quien anotó el gol del empate en esa final y que, al fin y al cabo, terminó forzando los penales.

La particularidad que tuvo esta nota fue que Marco lució la casaca del Xeneize, equipo del que se declaró fanático y del que se tatuó su escudo hace unos meses atrás cuando visitó Argentina.

Materazzi, de extenso paso por el Inter de Milan, terminó siendo un pilar clave en la obtención de aquella Copa del Mundo. Al gol del empate y la generación de la expulsión de Zidane, hay que sumarle el tanto de penal que hizo en la tanda definitoria. “Ganamos porque éramos los más fuertes. Estábamos convencidos de que podíamos ganar”, dijo en la nota que le brindó en las últimas horas vía Instagram.