Una especie de avispas japonesas arribó al país yanqui. Advierntes que podrían terminar con la existencia de las abejas y también ser potencialmente mortal para las personas.

Conmoción en Estados Unidos por la aparición de  numerosos ejemplares avispas “asesinas” japonesas. Se trata de una variedad que puede ser sumamente perjudicial para la población de abejas. De hecho, según consignó The New York TImes, si las avispas japonesas legan a aclimatarse a ese ecosistema pueden diezmar la población de abejas razón por la cual científicos y apicultores locales se encuentran en alerta.

Según el relato de The New York TimesTed McFall, un apicultor de Custer, Washington en el noroeste de Estados Unidos, cerca de la frontera con Canadá, fue a ver a sus abejas y se encontró con toda una colmena estaba esparcida en el piso, decapitada. Dentro de la colmena también había cientos de abejas muertas.

En ese sentido, científicos norteamericanos intentaron encontrar los nidos de estas avispas por el potencial daño que pueden causar. De acuerdo a Rian Wojahn, el coordinador de erradicación para el Departamento de Agricultura del Estado de Washington (WSDA), una invasión similar de avispas asesinas en Europa redujo de un 30% la población de abejas y de dos tercios la producción de miel.

Chris Looney, un entomólogo de la WSDA advirtió que si no logran erradicarlas en los próximos dios años luego tal vez sea demasiado tarde. Una vez que la población de avispas se integre completamente al ecosistema va a ser imposible erradicarlas en esta zona del planeta.

El problema es que es muy difícil encontrar los nidos subterráneos de las avispas japonesas. Por eso, se implementaron diferentes sistemas de trampas para tratar de atrapar a una reina, además del uso de escaners térmicos para encontrar los nidos de las avispas (que llegan a mantener hasta 30 grados centígrados por el movimiento de la colmena).

Por si fuera poco, las avispas asesinas, a pesar de que no son particularmente agresivas, pueden ser letales para el hombre. De entrada, pueden picar en varias ocasiones (a diferencia de las abejas), sus aguijones penetran ropa de protección e inyectan un poderoso veneno.

Se estima que, en Japón, estas avispas matan a 50 personas anualmente.

Los científicos todavía no descubren cómo llegó esta especie a los Estados Unidos. Las avispas asesinas pueden desplazarse por millas y llegar a velocidades de vuelo de más de 20km por hora. Sin embargo, esto no basta para cruzar un océano.