Acceso exclusivo al crudo testimonio ante la Justicia de Daniela Cortés, la mujer que denunció al delantero por violencia de género. El futbolista todavía no ratificó su denuncia por extorsión.

La denuncia por violencia de género contra Sebastián Villa sigue sumando capítulos. Olé tuvo acceso exclusivo a la declaración que Daniela Cortés, la exnovia del colombiano, prestó el 30 de abril vía zoom frente a la fiscal del caso Verónica Pérez, y en la que revela detalles estremecedores que complican al futbolista. Villa, por su parte, todavía no ratificó su denuncia por extorsión. Acá, el paso a paso del momento de la agresión según el relato de Cortés.

1- La discusión

“Todo comenzó el 26 de abril. Empezamos con discusiones normales de pareja. Él siempre tenía el vicio de informarles de nuestras discusiones a sus empresarios (por los representantes), aunque no sé con qué fin. Él llamó a uno de ellos y el empresario le informó que no quería que yo siguiera en la casa, y que conseguiría un departamento para que alguno de los dos nos fuéramos. No sé en qué habrá quedado eso porque yo me fui a dormir. Al otro día nos levantó una llamada del empresario diciendo que había conseguido un departamento. Ahí él (por Villa) me dice que empiece a empacar y me vaya de la casa. Yo no estaba de acuerdo y le dije que no me iba a ir porque estaba la cuarentena: ‘El fin de la cuarentena no tiene fecha, se sigue reprogramando, y tampoco hay vuelos para Colombia ni fecha para abrir los aeropuertos. En ese momento se enojó horrible y empezó a empacar él y a realizar la llamada que yo monté al Instagram, hablando con uno de los sicarios de Medellín”.

2- Los sicarios

“Los sicarios son personas que trabajan haciendo mal, que trabajan en bandas delincuenciales allá en la ciudad (por Medellín). (Villa) empezó a amenazar a mi familia y a amenazarme a mí con que, si yo no me iba de la casa, iba a atentar contra la vida de mis papás y especialmente contra mi hija. Mi familia está compuesta por mis dos padres, mi hermana mayor y mi hija de seis años, que no es hija de Sebastián. Me dijo que, si no me iba de la casa, iba a arruinar la vida de mi familia y la mía, que se comunicaron con uno de los principales (sicarios) de esta banda. Ahí es cuando dice que mejor lo llama cuando esté solo para darle indicaciones de qué hacer”.

3- El llamado a su familia

“En ese momento yo me lleno de miedo y de desesperación, y lo primero que hago es llamar a mi papá y ponerlo en conocimiento de lo que estaba pasando. Bajé (a la planta baja) a hablar con mi papá desesperada, y llorando le decía que se cuidaran, que tenía miedo por la vida de ellos, que (Villa) había hecho una llamada, que pida protección y que se fuesen de la casa para un lugar seguro”.

4- Más amenazas de Villa

“(Villa) baja con las maletas y empieza a llamar a mi mamá delante de mí, y le dice que si yo no me voy de la casa él va a hacer algo contra la vida de ella, de mi papá y contra mi hija. Entonces mi mamá entra en desespero, esas acusaciones la desesperaron, es hipertensa. Mi hermana en ese momento le cuelga (el teléfono) y empieza a hablar con Sebastián. Él le cuelga y me empieza a agredir”.

5- Los golpes

“Me pega puños, patadas, me pega con el anillo de compromiso, me genera un chichón. Me coge del pelo y me pega patadas en el abdomen, en los muslos y en la cadera. Me coge fuerte de los brazos, me tira al piso. Ahí me paro y salgo corriendo a la cocina. Y él empieza a llamar a su representante, a esperar la dirección del domicilio donde supuestamente se iba a hospedar, en un departamento”.

6- Charlas con el representante

“Ahí yo hablo con el empresario y le pido que me ayude a ir a Colombia, porque él estaba organizando un viaje con otros futbolistas colombianos. Le digo que colabore para que pueda irme, que si ya no nos entendíamos como pareja (con Villa), yo no quería estar más acá, y él me dice que yo no merezco eso, que yo no valgo siete mil dólares (el valor del pasaje) y que me vaya como pueda. En ese momento me vuelva a comunicar con él por WhatsApp, le pido que hable con Sebastián, que por favor me ayudara con el vuelo, que quería irme y estar con mi familia. Su representante me dice que él está a disposición de Sebastián, que si (Villa) decía que sí, él me ayudaba. Si decía que no, era imposible. La única solución que me daban como empresarios era ‘vete para otro departamento, aun sabiendo el maltrato que Sebastián me había acabado de dar”.

7- El temor de su familia

“Sebastián sale al auto y deja las maletas en la puerta de la casa. Cuando veo eso, salgo corriendo a tirarle las valijas afuera de la casa y cerrarle la puerta con seguro, porque tenía miedo de que me volviera a golpear, a maltratar. Me quedo en casa dolorida pero un poco más tranquila, aunque preocupada por la vida de mi familia. Sabía que él (por Villa) la orden la iba a dar, entonces le decía a mi familia que se fuera de la casa, que Sebastián se había ido y no sabía los alcances que tenía, qué les podía hacer a ellos. Pasó un rato, creo que una hora u hora y media, y Sebastián volvió a la casa. Yo tenía mucho miedo de abrirle”.

8- Aparece Juanfer y vuelve Villa

“Recibo una llamada por WhatsApp por parte de Juan Fernando Quintero, para decirme que (Villa) se estaba hospedando en casa de él y que Sebastián había vuelto a mi casa en busca del pasaporte. Pedía que le abriera la puerta porque estaba acompañado de un primo, de un primo de Juanfer, que él (el primo) no iba a permitir que Sebastián me volviera a atacar, que yo lo dejara ingresar. Le abro la puerta con mucho temor, él ingresa con maltrato verbal diciendo ‘hija de puta’, que le devolviera su pasaporte, que no lo encontraba en el bolso, que lo tenía yo. Le dije que lo buscara, que yo no lo tenía. Él desordena casi toda la casa, tirando todo, y no encontró nada. Se va con rabia, porque no lo había encontrado. Ahí me encierro otra vez y mi mamá me llama y me dice que estaba muy enferma, que le dolía el pecho, que prácticamente se iba a morir porque sentía mucho miedo.

9- La publicación

“Al estar en otro país, en medio de toda esta situación de amenazas, de miedo amedrentado, es cuando decido subir la publicación (a Instagram), buscando seguridad para mi familia. Mi familia recibió una llamada de otro empresario diciéndole que paráramos con esta guerra, que Sebastián estaba amenazado, que hiciéramos un acuerdo para retirar la demanda ambos”.

10- Otros episodios

“Él (por Villa) comienza en Boca en junio o julio de 2018. Cuando empezamos a vivir acá, muchas veces estaba normal y otras veces por el efecto del alcohol se ponía mucho más violento. En Colombia hice una denuncia en la Fiscalía de Medellín, creo que en diciembre del 2018. Una abogada me pidió enormemente que la quitara porque en ese entonces iban a empezar los llamados a la selección de Colombia. Él me lo pidió. Como siempre, venía con sus palabras, con sus promesas. Me pidió que no acabara con su carrera. Yo, de ser la víctima, empecé a sentir que le estaba haciendo mal, entonces la retiré. Ha habido gente que me vio golpeada, pero yo buscaba excusas diciendo que me había caído, que me había golpeado. Las discusiones (con Villa) siempre terminaban en golpes, porque yo quería pasar tiempo con él y él, con sus amigos. Tampoco sabía que tenía maltratos anteriores con sus parejas”.

Fuente: Diario Olé