De esta manera, el total de decesos superó los 8.500. La cantidad de casos registrados es mayor a 125.000 pero las estimaciones arrojan números muy superiores.

Autoridades sanitarias brasileñas reportaron este miércoles 614 muertes en las últimas 24 horas como consecuencia de la Covid-19,  que representa un nuevo lúgubre récord para el país. De esta manera, el total de decesos asciende a 8.535.

La cantidad de casos confirmados, en tanto, superó los 10.000 y trepó a 125.096. Brasil es, con creces, el país con la mayor cantidad de muertes y transmisiones de América Latina.

De hecho, terminará el miércoles como el país con el tercer reporte más alto, solo después del Reino Unido (649) y Estados Unidos (ha registrado al menos 1.000 durante las últimas semanas y 2.333 el miércoles, y nada anticipa una baja sin precedentes).

Los estados más afectados en términos nominales continúan siendo San Pablo y Río de Janeiro. El primero registra casi 38.000 transmisiones y más de 3.000 muertes, mientras que las cifras que corresponden al segundo son 13.295 y 1.205, respectivamente.

A la vez que Brasil avanza hacia convertirse en un nuevo epicentro global de la pandemia, el presidente Jair Bolsonaro continúa desestimando las medidas de distanciamiento social recomendadas por los expertos de la salud y alentando a sus seguidores a que hagan lo mismo.

La postura la ha valido críticas prácticamente universales y ha causado preocupación en los países vecinos ante la posibilidad de que los afecte. De hecho, Los 16 casos positivos que registró Paraguay el martes corresponden a ciudadanos que volvieron de Brasil.

Bolsonaro, que llegó a calificar el nuevo coronavirus de “gripecita”, es contrario al distanciamiento social generalizado y dispuesto en varios estados. Sin embargo, y ante la aceleración de casos y muertes, tres capitales del norte y noreste del país decidieron endurecer sus confinamientos.