Salió a la luz el peligroso momento que sufrió la cantante en su domicilio algunos días atrás. Ya consiguieron una orden de restricción.

Joan, la madre de Ariana Grande, consiguió una orden de restricción para mantener alejado por 5 años a un supuesto fan que en marzo de este año, accedió a la casa de la cantante e intentó asesinarla.

El hecho ocurrió el pasado 14 de marzo, cuando un joven, identificado como Fidel Henriquez, logró introducirse en el lugar escondido en un camión de reparto, por suerte los vecinos notaron la presencia del hombre y decidieron llamar a las autoridades.

Aunque en un principio se pensó que este hombre quería darle una carta de amor, lo cierto es que también tenía en su poder otros escritos en el que manifestaba su deseo de asesinarla.

Además de la orden de restricción para mantener una distancia superior a los 90 metros con la artista, a Henríquez se le ordenó no tener ningún tipo de contacto con Ariana Grande ni con su familia. Esto implica no amenazar ni intimidar a la cantante por ningún medio.

Para ingresar a la casa de Ariana Grande, el hombre se infiltró en un camión repartidor hasta llegar a la puerta de su hogar. En ese momento, la cantante no estaba en su domicilio y el hombre fue atendido por su mánager.