El hecho habría ocurrido la madrugada del domingo pasado en el polideportivo municipal Los Polvorines, de Malvinas Argentinas.

Una agente de la Policía Bonaerense denunció que cinco compañeros la violaron el fin de semana pasado en un predio de la localidad de Los Polvorines. Los efectivos, de entre 21 y 26 años, quedaron detenidos.

De acuerdo a la denuncia, el hecho ocurrió en el polideportivo municipal Los Polvorines de Malvinas Argentinas, un espacio que fue adaptado para alojar a efectivos de esa fuerza que fueron enviados para reforzar los controles en el marco de la pandemia del coronavirus.

“Uno de los acusados mantuvo relaciones sexuales consentidas con la víctima. La carátula es abuso sexual, después se sumarán, de ser necesarios, los agravantes”, informó este mediodía el periodista Pablo Kablan en C5N.

Según contó, como ella iba a estar de franco decidió, al igual que otros uniformados, quedarse a dormir en el polideportivo debido a la lejanía de su domicilio, teniendo en cuenta que ayer, lunes, debía volver a prestar servicio.

En ese contexto, durante la noche del domingo accedió a tomar una cerveza con uno de sus compañeros, con el que luego habría mantenido relaciones sexuales consentidas en un baño del establecimiento. Sin embargo, denunció que cuando eso sucedía, otros cuatro policías ingresaron al lugar y la sometieron.

La joven realizó la denuncia en la Comisaria de la Mujer y la Familia de Malvinas Argentinas. El caso recayó en la UFI N°14 de Malvinas Argentinas del Departamento Judicial de San Martín, a cargo del fiscal Jorge Eduardo Castaña.

Los cinco acusados, de 19, 21, 22, 25 y 26 años fueros arrestados acusados de abuso sexual agravado. Entre ellos está el agente con quien la mujer habría accedido a mantener un encuentro sexual.

Intervino el Ministerio de Seguridad de la Provincia de Buenos Aires y la Unidad Fiscal de Instrucción (UFI) N°14 de San Martín, a cargo de Jorge Castagna Lavia Ávila. El juez de Garantías decidirá en los próximos días cómo continúa la causa, mientras tanto se tomarán testimonios y pruebas. Con los resultados, el fiscal decidirá si dictan la prisión preventiva.