La mujer, de unos 32 años, entregaba a sus cinco hijos para que fueran abusados y violados cada vez que ella perdía una partida de cartas.

Una mujer de 32 años fue detenida junto a tres adolescentes y un mayor luego de varias denuncias de vecinos, que imploraron a la Policía de General Güemes para que dé solución a una cruel explotación sexual de la que eran objeto al menos cuatro niños. Aunque vecinos dijeron ayer que serían más, incluso una nena de solo tres años.

Los vecinos, alarmados en reiteradas oportunidades por los gritos de los niños durante la madrugada, alertaron al 911 y se organizaron en los alrededores de la vivienda para evitar que los involucrados se fugaran del lugar. “Si ella perdía a las cartas, los chicos debían desnudarse”, relató uno de los vecinos.

Además de la involucrada, fueron detenidas otras cinco personas – tres adolescentes y dos mayores de edad – todos vecinos del barrio salteño de Nueva Esperanza.

Sin embargo, también radicaron la queja ante la falta de respuesta del personal policial y judicial en denuncias previas, informó la periodista Ximena Soruco a C5N.

Por el momento, los cinco niños se encuentran en la capital de Salta donde les hicieron los exámenes médicos correspondientes.