Algunos de los clubes más importantes del país están al acecho de la oportunidad de ser sede de las finales de Libertadores y Sudamericana.  Enterate que otros clubes se anotaron:

La Confederación Sudamericana de Fútbol abrió la presentación de candidatos a albergar las definiciones de Copa Libertadores y Copa Sudamericana por las próximas tres temporadas (2021, 2022 y 2023). Y en el primer día de apertura, los clubes argentinos apostaron fuerte: River, Boca, Independiente, Racing y el Mario Alberto Kempes, de Córdoba, se postularon para tener la final del certamen continental más importante.

También ofrecen sus escenarios para la Sudamericana, ítem para el que se agregaron San Lorenzo y el estadio Único de Santiago del Estero.

Claro que no son los únicos aspirantes: Arena do Baixada (Curitiba), el Beira Río (Porto Alegre), Arena do Corinthians y el Morumbí (San Pablo), el Nacional de Santiago de Chile y el Monumental Banco Pichincha de Guayaquil hicieron llegar a la sede de Paraguay sus candidaturas. La entidad realiza un estudio pormenorizado de varios ítems antes de ungir a los acreedores de las dos grandes fiestas del continente.

Vale resaltar que la puja será intensa. La Confederación evaluará, entre otros rubros, capacidad, iluminación, espacio en la zona mixta, ubicación del VAR; alojamientos y caminos de los micros que trasladan a los dos equipos, locación ideal para el Fan Fest, etcétera.

Para la edición 2020 de los torneos, el Maracaná de Río de Janeiro fue seleccionado para la Copa Libertadores, y el estadio Mario Alberto Kempes, para la Sudamericana. Ambos certámenes hoy se encuentran en suspenso por la pandemia de coronavirus.

Tras la última reunión del Consejo Directivo de la Conmebol, los representantes de las federaciones coincidieron en seguir priorizando la salud y monitoreando la situación, pero sostuvieron el mes de septiembre como posible plataforma de reinicio de las competencias.

El año pasado fue el debut de la final única en estadio neutral en las competencias continentales de Sudamérica. La Sudamericana quedó en manos de Independiente del Valle en definición ante Colón, que se jugó en la Nueva Olla, el estadio de Cerro Porteño de Paraguay. Y la Libertadores la ganó Flamengo, en el cambiante partido ante River, disputado en el estadio Monumental de Lima.