El hecho ocurrió en una ciudad de Perú, donde un alcalde protagonizó un escándalo al verse rodeado por la Policía en el lugar donde estaba reunido con sus amigos. Mirá el video.

En pleno aislamiento obligatorio, el alcalde de un distrito peruano fue sorprendido por las autoridades de ese país mientras estaba ingiriendo bebidas alcohólicas en una reunión, por lo que intentó esconderse en un ataúd sin tapa para simular que había fallecido por coronavirus.

Todo ocurrió en el departamento de Huancavelica, en Perú, donde el jefe comunal de Tantará, Jaime Rolando Urbina Torres, protagonizó un escándalo al verse rodeado por la Policía en el lugar donde estaba reunido con sus amigos.

Para evadir a las autoridades, se acostó en un cajón, con el tapabocas puesto, y fingió su muerte por Covid-19. Algunos de los asistentes a la reunión también se acostaron en otros ataúdes que había en el lugar mientras la Policía hacía la respectiva inspección.

Así encontraron al alcalde escondido en un ataúd (Gentileza El Comercio).

Según reportó el diario El Comercio, Urbina Torres, estaba en evidente estado de ebriedad al momento del episodio y al violar la cuarentena, la Policía lo trasladó a la comisaría más cercana, donde comenzaron las acciones judiciales por haber incumplido las normas sanitarias.

Esta actitud imprudente del funcionario se corresponde con la falta de interés que mostró en tomar medidas estrictas para impedir la propagación del virus en su distrito. Ante ello, los vecinos le exigieron hace algunas semanas que conformara un comando especializado para evitar que la población se infectara con el coronavirus.

En Perú, hay más de 100.000 infectados y más de 3.000 personas fallecieron. En ese país, la cuarentena quedó establecida desde el pasado 16 de marzo y tiene previsto que termine el próximo 24 de mayo