Luego del polémico fallo del fiscal de Rawson, Fernando Rivarola, que catalogó de “desahogo sexual” una violación en manada en Chubut, la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad repudió la medida.

“Casos como el del fiscal Rivarola en pleno siglo XXI nos hablan de la enorme falta de perspectiva de género que tienen los poderes judiciales”, dijo la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, al referirse la decisión del fiscal de la ciudad chubutense de Rawson quien alivió el pedido de penas para los autores de una violación en manada, al considerarla un “desahogo sexual”.

La funcionaria señaló que “la falta de perspectiva de género y la revictimización por parte de los poderes judiciales es parte del trabajo que tenemos por delante”, dijo en declaraciones a FutuRöck.

Rivarola disminuyó la calificación de “abuso con acceso carnal” a “abuso sexual simple” y consideró que se trató de un “accionar doloso de desahogo sexual” en el marco de la causa contra cinco imputados de la violación en manada de una chica de 16 años ocurrida en 2012.

El fiscal Fernando Rivarola

En ese sentido, el fiscal aceptó el pedido de la defensa de los cinco imputados y ninguno de ellos, con la nueva calificación, será encarcelado.

Gómez Alcorta destacó “el nivel de reacción que existe frente a estos hechos” a cinco años de la primera movilización del #NiUnaMenos que ocurrió el 3 de junio de 2015, ya que indica “un nivel de percepción muy alto de lo que no puede seguir sucediendo y es parte del motor de cambio”.

La decisión de Rivarola cosechó ayer el rechazo de legisladoras, funcionarias y referentes de distintos espacios políticos, sociales y sindicales que repudiaron la actitud del fiscal, y en las redes escalaron los hashtags #DesahogoSexual y #ViolaciónEnManada.

En relación a las cifras de femicidios y travesticidios con motivo del aniversario de la marcha histórica, Gómez Alcorta destacó que los registros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación revelaron que en 2019 los femicidios directos fueron “252, un número casi idéntico al de 2017 y 2018 que demuestra lo estructural del fenómeno”.

“Se trata de un fenómeno estructural y, más allá de las acciones inmediatas, hay que tener políticas de fondo”, destacó y añadió que, junto al Ministerio de Justicia y al Ministerio de Seguridad, se encuentran trabajando en “la construcción de un programa interministerial para un sistema de alerta temprana”.

El objetivo “será poder identificar en la inmensa cantidad de hechos de violencia por motivos de género, los que tienen más riesgo para poder trabajar en esos de un modo distinto”, remarcó.

“Pero con eso no reducís los casos al 100 por ciento; para reducirlos de forma más estructural tenés que tener medidas, trabajar con políticas más estructurales, porque el hecho de que bajen todos los delitos y no los femicidios y travesticidios, habla de que es un problema estructural más allá de que la cuarentena”, sostuvo la ministra.

Por último, consultada sobre la foto que recorrió los diarios ayer que muestra al presidente Alberto Fernández sentado en una mesa reunido con empresarios, de la que no participó ninguna mujer, Gómez Alcorta resaltó que “afortunadamente a la inmensa mayoría ya no le pasa desapercibida una foto así”.

“Cuando uno piensa en la representación de los empresarios, de los sindicalistas, que estén sólo varones, que esa foto se repita, es parte del trabajo que nos queda por delante de todo lo que nos falta”, finalizó.