El presidente expuso desde Casa de Gobierno que la empresa, actualmente en convocatoria de acreedores, será intervenida.

En en marco de un proyecto de dinamización de la producción de alimentos, el presidente Alberto Fernández anunció esta tarde la creación de YPF Agro SA, así como la intervención por 60 días de Vicentín, que aseguró que la empresa “iba camino a la quiebra”.

A su vez, confirmó el envío al Congreso de un proyecto de ley para expropiar la cerealera: “Es una decisión estratégica para la economía nacional”, afirmó el mandatario.

En una conferencia de prensa, el Presidente confirmó que los más de 7000 “trabajadores de Vicentín continuarán en sus puestos de trabajo” y “que los 2600 productores que operan con la entidad seguirán trabajando con ella”.

La creación de YPF Agro SA y la intervención de Vicentín, unifirá la operación de las compañías que estaría a cargo de Gabriel Delgado, un economista del INTA.

Y agregó: “Insisto en que se trata de una operación de rescate de magnitud en la demanda agrícola. Favorece a la Argentina. Es una prueba de que queremos aportar al Estado”, sostuvo.

Vicentin entró a fines de 2019 en proceso de convocatoria de acreedores a pesar de haber accedido a sucesivos millonarios créditos estatales de parte del gobierno de Macri.

“Argentina no puede perder una empresa de esa dimensión”, dijo más temprano a Pagina/12 una alta fuente del gobierno de Santa Fe que parecía estar al corriente de lo que sería el anuncio.

Acompañaron el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, la senadora, Anabel Fernández Sagasti, y el flamante interventor, Gabriel Delgado.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, aseguró que el rescate del grupo cerealero Vicentín permitirá sostener su “papel central en el mercado agroindustial”. Y agregó que al Estado le dará la ocasión de contar con una “empresa testigo en el mercado de granos y en el mercado de cambios”.

El presidente de la Nación, Alberto Fernández se hizo presente, en horas del mediodía de este lunes, en la Casa Rosada para llevar a cabo “un seguimiento de las medidas adoptadas para combatir la pandemia de coronavirus”, detallaron oficialmente.