“Me decía que me iba a matar, que era fácil para él, como un paquete”, afirmó la mujer que denunció al ex delantero de Estudiantes y River.

Nadia, de 23 años, contó por primera vez como fue el episodio que involucra a Ernesto “El Tecla” Farías, ex delantero de River, quien enfrenta dos causas: violencia de género e incumplir el aislamiento social, preventivo y obligatorio en La Plata. “Me quiso matar”, aseguró la mujer.

“Me quería ir. Le digo que me dé la plata para un Uber y me dio, pero faltaba otra plata de lo acordado. Le reclamé y me dijo que quería estar conmigo de nuevo. Forcejeamos, yo le decía que me dé la plata, que no era lo pactado y me atacó porque quería estar conmigo “, detalló.

En ese momento, continuó, “tenía mi celular en la mano e hice un video del momento en el que le pedía la plata. Ahí me agarra uno de los amigos de atrás, éramos cuatro, me hacen caer y me agarran de los brazos. Me dijeron que no me iban a dejar ir hasta que no les dé la clave del celular . Me dijo que si no le daba la clave del celular me iba a matar “, contó la joven en Crónica.

Nadia contó además que Farías la trataba “como un paquete y se podía deshacer de mí” y que al romperse una copa, la amenazó con un pedazo de vidrio. “Tengo cortes porque me defendí, no me dejaban ir porque querían mi celular, me agarró del cuello y los amigos le pidieron que pare porque me iba a matar”, dijo.

Lo joven acusó no sólo a Farías, que por esta denuncia fue suspendido provisoriamente de su cargo en las Divisiones Inferiores de River, sino también a otros tres amigos del futbolista que estaban en el departamento de avenida 13 y 43, en pleno centro de La Plata.

El caso salió a la luz este domingo cuando se supo que una chica había denunciado a Farías por haberla agredido y que le había borrado archivos del teléfono en el marco de una fiesta privada en el departamento del jugador. La causa que se radicó en la Justicia ordinaria, que es la que lleva el fiscal Juan Cruz Condomí Alcorta, tiene denuncias cruzadas: una por “lesiones” de parte de la joven de 23 años, y la otra “por daños y tentativa de extorsión” en contra de esa misma chica.

Isabel Caraballo, abogada de la denunciante, dijo: “Vamos a pedir un cambio de carátula por abuso sexual en concurso real con intento de homicidio y con respecto a las amenazas vamos a ver lo que hay en el expediente, sé que hay, por lo que vamos a pedir una medida cautelar”.