El joven estaba detenido por acoso sexual y privación ilegítima de la libertad, en el hospital psiquiátrico del penal de Ezeiza desde 2018.

Rodrigo Eguillor está detenido desde el 12 de octubre de 2018 imputado por los delitos de abuso sexual con acceso carnal, privación ilegal de la libertad agravada, lesiones leves agravadas por mediar violencia de género, daño y amenazas, hacia una joven de 22 años.

Hasta el momento de su detención daba notas a los medios, hizo gala de su impunidad por ser hijo de una fiscal, realizaba videos en sus redes sociales que generaron muchísima indignación, hasta intentó fugarse.

Una vez preso tuvo problemas muchos problemas de conducta, y se lo adjudicaron a facultades mentales alteradas por lo que comenzó a cumplir su arresto en el hospital psiquiátrico de Ezeiza a la espera del juicio.

El abogado defensor del joven pidió su excarcelación, e incluso solicitaron el traslado a una clínica psiquiátrica algo que la justicia denegó en varias ocasiones.

Pero en las últimas horas sorprendió la noticia de que Eguillor fue trasladado al country Solar del Bosque de Canning, donde vive su madre, fiscal de Lomas de Zamora, luego de terminar un tratamiento psiquiátrico en Abril.

Además, el proceso está suspendido en función del artículo 77 del Código Procesal Penal que prevé que si durante el proceso judicial se detecta una incapacidad mental, el tribunal podrá suspender la tramitación de la causa y ordenará la internación de la persona en un establecimiento donde se le informará sobre su estado.

Fuente: Minuto Uno