El papá de Martín Ovejero, atropellado por un auto en la ruta 11, salió este martes desde la localidad balnearia. El conductor que atropelló a su hijo fue condenado a cuatro años y medio, pero sigue libre. Caminará 50 kilómetros por día y le tomará cerca de 8 días llegar a la Capital.

Guillermo Ovejero inició este martes una peregrinación desde Santa Clara hasta la Casa Rosada con un único objetivo: visibilizar la “tortura judicial” que sufren él y su familia desde julio de 2017, cuando un conductor atropelló y mató a su hijo Martín, de 22 años, en el kilómetro 495 de la ruta 11. Más allá de la condena que se le impuso el año pasado, el conductor, Pablo Sebastián Pérez, no pasó un solo día detenido.

Ovejero, de 54 años, estará aproximadamente ocho días caminando para llegar a la Casa Rosada, donde le entregará al presidente Alberto Fernández un pedido de audiencia, para que pueda relatarle en primera persona como actuó la Justicia, según consignó el sitio.

La familia Ovejero cuestionó los primeros tramos de la investigación a cargo de la fiscalía de Delitos Culposos y en ese momento lograron que el fiscal Rodolfo Moure reemplazara a Pablo Cistoldi durante la el juicio a cargo de la Jueza Correccional Jorgelina Caamadro.

La Justicia condenó a Pablo Sebastián Pérez a la pena de cuatro años y medio de prisión como autor del delito de “homicidio culposo agravado” por la conducción de un vehículo y por culpa temeraria. Si bien la fiscalía se mostró conforme con el monto de la pena, ya en ese momento los familiares de la víctima cuestionaron la decisión de la Jueza que también dispuso que el imputado no pueda manejar durante siete años.

Caamadro tuvo en cuenta la pericia accidentológica que confirmó que el rodado circulaba a 122 kilómetros por hora al momento del contacto inicial con la rotonda que derivó en un trompo y en el impacto a la motocicleta. En el mismo sentido valoró la declaración de los testigos, especialmente del primero que frenó en el lugar y que relató como el auto de Pérez lo había pasado a altísima velocidad.

Pérez manejaba a una velocidad superior a lo permitida en su Peugeot 207 cuando rozó la rotonda del kilómetro 495 de la ruta 11, cruzó de mano e impactó la motocicleta en la que se desplazaba Martín Ovejero causándole la muerte de manera casi instantánea.

Fuente: Minuto Uno