Con críticas a los cacerolazos, el conductor de América opinó acerca de las protestas contra el gobierno por la intervención de la empresa Vicentín y destrozó a los CEO’S de la cerealera.

Luego de las protestas de este miércoles fogoneadas por los medios opositores contra el gobierno de Alberto Fernández y su medida de intervenir la empresa Vicentín, el conductor de América, Alejandro Fantino, destrozó a los CEO Sergio Nardelli y Sergio Vicentín.

“Ayer escuche cacerolazos de la gente en apoyo a la empresa”, comenzó Fantino. “Yo soy de la zona que vive de Vicentín”, continúo y alertó: “Ojo cuando ustedes cacerolean y salen a bancar una empresa como Vicentín”, disparó.

Más adelante, Fantino explicó que la zona que vive del comercio de granos suele especular con el precio de los granos y almacena sus cosechas en silo bolsas para esperar el mejor momento para liquidar. En ese sentido, explicó que los pequeños y medianos empresarios del campo le solían vender sus granos a Vicentín para que esta los opere en el mercado.

Según explicó Fantino, la empresa en cuestión – a la que cargó de no estar manejada “ni por la Madre Teresa de Calcuta y Juan Pablo Segundo” – a la hora de pagar lo adquirido desde “hace unos meses dice que no tenía para devolverle la plata porque está en convocatoria”.

En consecuencia, lanzó: “No me voy a poner a defender a los dueños de Vicentín como si fuesen carmelitas descalzas”, agregó Fantino y disparó: “A mí de boludo no me toman, lo conozco al tema”.