Luego de una extensa reunión en La Plata, el gobernador bonaerense y el jefe de gobierno dieron una conferencia de prensa en la que prepararon el terreno para endurecer el aislamiento.

Esta tarde, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, se reunió en La Plata con Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno porteño, con el objetivo de trazar una serie de políticas en conjunto para encarar la propagación del coronavirus en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), la zona más comprometida del país.

Tanto la Capital Federal como la provincia bonaerense concentran más del 90% de los casos del país con 3.342 y 2761 positivos respectivamente, según el último informe del Ministerio de Salud.

“Coordinados no quiere decir que todas las medidas sean iguales. Estamos viendo con preocupación todos los datos, destinamos la reunión a ver en detalle una serie de datos para indicar una serie de indicadores conjuntos. Justo cuando estábamos reunidos nos entró el contagio de hoy, en la Ciudad volvió a aumentar el número de contagios”, indicó Rodríguez Larreta en el comienzo.

“Si los casos siguen de esta manera, vamos a tener que tomar medidas más estrictas”, dijo Larreta en el arranque de la conferencia conjunta que realizaron los mandatarios, y agregó: “Hoy la evolución nos muestra un aumento de los casos, sobre todo en los últimos dos días”.

A su turno, Kicillof dijo: “La única medida que nos garantiza que no habrá contagios es un aislamiento mayor. Nosotros estamos estudiando pasar a ‘Fase 1’. Primero afianzaremos la del transporte anunciada por Alberto Fernández. Si no alcanza, la única medida es mayor aislamiento. Es lo que se hizo en todo el planeta”.

El gobernador pidió que no se movilice gente por las calles con motivo del Día del Padre este domingo.No se puede violar el distanciamiento por el Día del Padre. No se puede violar la cuarentena porque es así como han ocurrido los contagios. Es un sacrificio, les pedimos que se limiten al círculo familiar y hablen por la computadora o por teléfono, no violen la cuarentena. Ya hubo asados, baby showers y después lamentamos contagios”.

“Los datos han empeorado y eso nos preocupa. Cuando crecen los contagios crecen la ocupación de camas en terapia intensiva. Si sigue así vamos a tener que ir a algo mucho más drástico”, cerró el gobernador.