El ministro de Salud porteño brindó una conferencia de prensa en la antesala del anuncio de una nueva fase del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

El ministro de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, Fernán Quirós, dio algunos indicios de las características que tendrá la nueva cuarentena que anunciarán este mediodía el presidente Alberto Fernández, el gobernador bonaerense Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta.

Quirós planteó que la nueva fase de confinamiento con características más estrictas a las actuales tendrá fechas de inicio y de finalización bien definidas. La posibilidad de una cuarentena dura indefinida era uno de las conjeturas que había provocado algunas discusiones entre los expertos en las últimas horas.

“Las reuniones de los últimos fueron muy buenas. Políticamente hemos podido encontrar una mirada común sobre una estrategia metropolitana con mayor nivel de restricciones y diferencias operativas de cada lado. Ese mayor nivel de restricción va a ser explicado por el Presidente y tendrá un inicio y un final bien definido, adelantó.

Al ser consultado sobre el aumento de casos positivos principalmente en el AMBA, Quirós señaló: Siempre dije que lo peor está por venir. Si el R es mayor a 1, significa que mañana vamos a tener más casos que hoy. Los datos de las próximas dos o tres semanas vana ser determinante para ver cómo seguir”.

“Sabemos que llevamos cien días y a la gente le cuesta sostener, a algunas mas y a otras menos. Entonces nosotros vamos a seguir con el mismo camino: vamos a analizar todas las propuestas, vamos a mostrar toda la información y vamos a explicar las medidas que adoptemos”, señaló Quirós en relación al anuncio que se viene.

La Quinta de Olivos será el escenario del anuncio -aún no se ha confirmado horario- de una nueva prórroga de la cuarentena en el área metropolitana, que tendrá su puntapié inicial el próximo miércoles 1° de Julio.

Al filo de los 100 días del aislamiento social preventivo y obligatorio (decretado el 20 de marzo) la relación entre los mandatarios empezó a agrietarse. La discrepancia se centra en cuánto restringir en la etapa que empieza, a diferencia de las anteriores, un miércoles: nuevo mes, nueva fase.

Los números de los contagios son los esperados: más testeos, más positivos. Pero ello no indica que sean del agrado de los mandatarios. Esas cifras (este jueves se confirmaron 2.606 nuevos contagios) se pusieron en discusión en la mesa de Olivos, donde estuvieron presentes los ministros de Salud, Ginés González García, Fernán Quirós y Daniel Gollán.

La preocupación es la rapidez de la multiplicación de los casos y que eso derive en el colapso del sistema sanitario.