El multimillonario, que se suicidó en su celda el último agosto, había sido condenado por los mismos delitos. La mujer, de 57 años, fue hallada en el noreste de los Estados Unidos tras ser buscada intensamente durante un año.

Ghislaine Maxwell, expareja del magnate Jeffrey Epstein, fue detenida por cargos de abuso y tráfico de mujeres y niñas. Este jueves por la mañana fue capturada por la FBI en New Hampshire, en el noreste de los  Estados Unidos.

El paradero de la mujer -de 57 años- era buscado intensamente desde julio del 2019, cuando Epstein fue arrestado por los mismos cargos que tuvieron lugar en Manhattan y Florida entre 2002 y 2005.

Maxwell es la menor de las hijas del millonario Robert Maxwell. Se hizo conocida por su alto perfil social y sus vínculos con el príncipe Andrés, con el exmandatario de Estados Unidos Bill Clinton, y con el actual presidente estadounidense Donald Trump, entre otros.

La detenida está acusada de ayudar a Jeffrey Epstein a captar y preparar a jóvenes menores de edad como supuestas “esclavas sexuales”. Así es cómo figura en la investigación abierta en un juzgado de Manhattan.

Donald Trump y Melania Trump junto al condenado por delitos sexuales contra menores, Jeffrey Epstein y su pareja, Ghislaine Maxwell

Durante varios años, desde que comenzaron las denuncias contra Epstein en 2008, Maxwell intentó evadir las acusaciones en su contra y las preguntas incómodas de la prensa.

En los documentos presentados en la Corte, los exempleados la describieron como “gerente” de las viviendas que tenía el millonario en Florida, Nueva York y Arizona. Según esa información, ella era quien se encargaba de la organización, es decir, de manejar toda la logística de los encuentros.

Epstein, quien se declaró inocente, se suicidó en su celda de Manhattan en agosto del año pasado.

Fuente: Crónica