El ex CQC y CuálEs? no perdonó a los legisladores que votaron la Ley de Teletrabajo. “Ustedes son un grupo de imbéciles. Ya a esta altura creo que son hijos de puta en lugar de imbéciles”, lanzó. 

El empresario y conductor Mario Pergolini criticó con dureza la ley de teletrabajo sancionada por el Senado la semana pasada en el marco de la pandemia. “Ustedes son un grupo de imbéciles. Ya a esta altura creo que son hijos de puta en lugar de imbéciles. La verdad, que hacen todo lo posible para que la gente no dé trabajo”, fustigó contra los diputados y senadores que respaldaron el proyecto.

“Contratás a alguien para teletrabajo y hay que hacerlo en relación de dependencia. Una persona que podría haber tenido la oportunidad de dos, tres trabajos cortos, sencillos, con nuevas metodologías, los llevamos a prácticas de los 60, los 70”, recalcó durante el programa radial Maldición, va a ser un día hermoso, e ironizó: “Quiero felicitar a todos los tarados del Congreso que hicieron una ley de teletrabajo que escupió y orinó el sistema”.

El periodista apuntó, además, contra la “reversibilidad” incluida en la iniciativa, condición que permite al teletrabajador pasar a ser un empleado presencial en cualquier momento. “El sistema es bueno porque podés reducir lugares, podés dar más trabajo con menos costos. Si la persona de golpe dice: ‘ahora quiero que me des un lugar’ y no lo tengo, se puede dar por despedida. Toda la ventaja de tenerla en un teletrabajo se perdió”, afirmó.

En este marco, Pergolini aseguró que “cada vez hacen más cosas para que no se dé trabajo. No se dan cuenta lo que están legislando, nunca dan ventajas para que haya trabajo. Te frenan las ganas de dar trabajo, cada vez que doy trabajo es un problemón. Estos tipos son unos tarados”.

Y concluyó: “No va a pasar con el Estado en el cual labura el 2000% del país. Esto es para gente del sector privado más que nada: ¿por qué no llamaron a la gente de ese sector? Es ridículo no llamar a los grupos afectados y seguir pensando que el que da trabajo es un hijo de puta, un gorila, un imbécil capitalista. Es muy tarado pensar así. Legislamos de formas imbéciles. Te da bronca”, concluyó.

La ley de teletrabajo sancionada la semana pasada por el Senada garantiza que las personas que se desempeñen bajo la modalidad remota “gozarán de los mismos derechos y obligaciones que las personas que trabajan bajo la modalidad presencial”, y establece el principio de “reversibilidad”, según el cual el teletrabajador podrá revertir esa modalidad cuando quiera volver al trabajo presencial.

Por otra parte, la ley establece que “el empleador debe proporcionar el equipamiento -hardware y software-, las herramientas de trabajo y el soporte necesario para el desempeño de las tareas, y asumir los costos de instalación, mantenimiento y reparación de las mismas, o la compensación por la utilización de herramientas propias de la persona que trabaja”.

Fuente: Perfil