Con dos goles en cinco minutos, el PSG selló una remontada mágica para vencer por 2-1 al Atalanta y acceder a las semifinales de Champions.

Increíble partido en Lisboa. El Atalanta del Papu Gómez quedó eliminado tras estar en ventaja durante casi todo el partido y el argentino tuvo que ver desde el banco de suplentes (debido a una lesión) el cierre tremendo de los parisinos, con dos goles en el epílogo.

Cuando todo parecía indicar que el equipo de Bérgamo daba la sorpresa en la Champions, sobre la hora, Marquinhos apareció como el héroe inesperado para empujar la bocha tras la asistencia de Neymar.

Ya sobre el final del tiempo agregado, Choupo-Moting llegó para marcar el 2-1 final y catapultar al equipo parisino a la siguiente fase. Todo en tan solo cinco minutos.

La bronca del lado italiano que vio finalizado su cuento de hadas, mientras que Neymar y compañía deberán descansar y esperar a su rival en las semifinales que saldrá de la llave entre Leipzig y Atlético de Madrid del Cholo Simeone.

Alejandro Papu Gómez, figura argentina de Atalanta, debió retirarse cuando todavía le restaba media hora al segundo tiempo del duelo ante París Saint-Germain, por una molestia en el posterior derecho.

El mediocampista, clave en el rendimiento del equipo de Bérgamo, recibió numerosas faltas a lo largo del encuentro y debió ser reemplazado antes de lo esperado por el ucraniano Ruslan Malinovskiy.