El mediocampista ofensivo, finalista de la Champions League con el PSG, demostró su enojo por no haber sido convocado por Lionel Scaloni: “No tengo explicación ni tampoco me la han dado”.

Ángel Di María rompió el silencio luego de haber quedado al margen de la convocatoria de la selección argentina para la doble fecha de Eliminatorias de octubre.

El mediocampista ofensivo, de 32 años, figura del PSG que arribó a la final de la última edición de la Champions League, fue contundente al opinar sobre su ausencia en la nómina de 30 futbolistas que se desempeñan en Europa entregada por Lionel Scaloni, que será completada con cinco nombres del fútbol local.

“No le encuentro explicación, es difícil de poder asumirlo. Sinceramente no tengo palabras, porque para mí la Selección es lo único, es lo máximo y seguramente lo es para cualquier jugador” expresó en diálogo con el programa radial Closs Continental.

“Si hago todo lo que hago en el club, si me rompo el ojete en cada partido, cada entrenamiento, intentando estar dentro del 11 lleno de estrellas para poder estar dentro de la Selección, competir en la Copa América o llegar a un Mundial, es difícil entender que estando en un buen momento uno no puede estar convocado”, prologó con énfasis su discurso.

La gestión del Scaloni viene promoviendo una renovación en la plantilla, dándole espacio a otros futbolistas en el mediocampo, como Rodrigo De Paul.
“¿Con 32 años estoy viejo? Muchos dicen eso, pero demuestro en cada partido y cada fin de semana que no lo parezco, sigo corriendo de la misma manera. Demuestro un nivel para seguir estando al lado de Neymar y Mbappé”, refutó.

“Si es por el recambio entonces Leo (Messi) no tendría que ir más, lo mismo Otamendi, Kun (Agüero) tampoco… Lo hacés con todos o no lo hacé con ninguno”, apuntó.

“No tengo explicación ni tampoco me la han dado”, subrayó, para remarcar que Scaloni, quien lo llevó a la Copa América de Brasil 2019, no se comunicó con él.

“Seguiré peleándola, seguiré pase lo que pase sin bajar los brazos. Sé que al final uno tendrá la recompensa. Si no estoy convocado es porque no me quieren convocar y convocaron a otros jugadores. seguiré trabajando para estar en la Selección”, agregó el tres veces Mundialista y ganador de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008.

Los altos y bajos en su paso con la casaca albiceleste generaron momentos de elogios (como después del Mundial de Brasil) y críticas filosas, sobre todo luego de sus lesiones, que se tradujeron en memes. “Duele y mucho la critica, que te digan las cosas que te dicen. Ignoré tantas veces que llega un momento en el que uno explota. No tengo resentimiento con nadie. Es obvio que hay uno o dos periodistas a los que no les daré nota porque fueron siempre igual; tampoco soy boludo, toda la vida me mataron. Hay gente que mata y dice cosas de una manera buena correcta, pero otra no y lastima”, señaló.

Sus fuertes declaraciones seguramente no pasarán inadvertidas en el complejo de Ezeiza, donde parte del equipo de Selección se encuentra en aislamiento ya pensando en la llegada de los futbolistas de cara a las Eliminatorias.

“¿Si volveré a ser convocado? Llevo como un año estando a un gran nivel y no estoy citado, pero no voy a parar de estar a un gran nivel. Seguiré trabajando para seguir estando a este nivel y demostrar que estoy capacitado para la selección argentina. Deseo con toda mi alma poder volver a vestirla. No sé si llegaré a este nivel al Mundial, pero daré todo hasta que no pueda más para estar en la Selección. Amo estar ahí. Me hago el duro con mis hijas y mi mujer, pero por dentro me mata, me liquida no estar, porque cada partido en el que hago un gol, doy una asistencia o salgo mejor jugador pienso en estar citado en la Selección. Es algo que siento desde chiquito. Estuve 12 años, pero quiero seguir estando. Me daré la cabeza contra la pared para terminar de romperla”, concluyó el ex Real Madrid.