El delantero uruguayo que llegó al Barcelona en 2014 anunció con mucha tristeza su salida “del mejor club del mundo”. Ahora hará lo propio en el Atlético de Madrid que dirige el técnico argentino Diego Pablo Simeone.

A seis años de su llegada al Barcelona, Luis Suárez se despidió del club culé donde consiguió 13 títulos y se consagró como tercer goleador histórico anotando 198 goles“Se termina una etapa y tengo que estar muy orgulloso de lo que hice. Por llevarme amigos, porque son muchos años y eso me deja feliz: despedirme de la gente del club y que vieran que aparte de un jugador se va un ser humano que tiene sentimientos. Me quedo con todo lo lindo, mis hijos me vieron levantar trofeos, anotar goles y jugar al lado del mejor de la historia”, dijo Suárez entre lágrimas en la Sala de Prensa Ricard Maxenchs del Camp Nou.

Previo a la conferencia, Suáez posó junto a algunos compañeros, como su gran amigo Lionel Messi, y otros referentes de la plantilla con los que mejor relación tienen con él, como Jordi Alba, Gerard Piqué, Sergi Roberto y Sergio Busquets, con todos los trofeos que logró el uruguayo. Se destacan la Champions League (2014/15) y las cuatro Ligas (2014/15, 2015/16, 2017/18, 2018/19).

“Son muchísimos años, muchos recuerdos: conseguir la primera Liga, una Champions, hacer un gol. Compartí equipo con jugadores maravillosos que veía en la Play Station, que veía lejano compartir vestuario con ellos. Jugar aquí fue un sueño hecho realidad. No me imaginaba llegar a estos números porque es algo que no se planea. Ser el tercer máximo goleador no es nada fácil, superar a tantos buenos jugadores. Espero que me recuerden por todo lo bueno que dejé en este club”, señaló Suárez.

Después de sus palabras iniciales y de la proyección de un video emotivo con los momentos más destacados de su carrera, Luis Suárez contestó varias preguntas a los periodistas que asistieron al evento de forma virtual.

Ahora su futuro estará en el Atlético Madrid del Cholo Simeone, donde será presentado este viernes. Suárez llega con un contrato por dos temporadas en las que recibiría cerca de 7,5 millones de euros por cada una. Y si bien ha salido del Barça con la carta de libertad, la entidad catalana cobrará 6 millones de euros en concepto de variables. “Ahora tengo que cambiar el chip, disfrutar la nueva etapa que se me viene y estar siempre agradecido al Barcelona por haber vivido momentos inolvidables”, concluyó Suárez.