En Chile el estallido social no cesa y se profundiza. El último viernes todo el país trasandino se vio conmovido cuando un Carabinero tiró de un puente a un estudiante de 16 años. IMÁGENES SENSIBLES.

A casi un año del estallido social que sacudió el país al grito de “No son 30 pesos, son 30 años”, en un profundo cuestionamiento del sistema político de Chile, la concentración marca la vuelta de las protestas y un posible nuevo proceso de revueltas, dada la situación económica y social que, lejos de mejorar, empeoró debido al coronavirus.

El último viernes, mientras un grupo de manifestantes intentaban huir de la represión de Carabineros, un joven de 16 años fue empujado por un miembro de esa fuerza y lanzado al río Mapocho. Desde Plaza Dignidad informan que el joven se encuentra fuera de riesgo vital, pero en extrema gravedad producto de la caída.

Según amigos y familiares del joven de 16 años, éste fue ingresado de urgencia, presentando fracturas en ambas manos y un traumatismo profundo en su cabeza. Sería operado en las siguientes horas.

A pesar de que en las primeras horas desde Carabineros quisieron despegarse del hecho un video muestra el momento exacto en que el adolescente es arrojado al vacío.